DISEÑO SISMO RESISTENTE

 

ESTRUCTURAS 5

 

 

Diseño Sismorresistente: Elementos y características que definen la estructura antisísmica de un edificio. Configuración del edificio. Escala. Simetría. Altura. Tamaño horizontal. Distribución y concentración de masas. Densidad de estructura en planta. Rigidez. Piso flexible. Esquinas. Resistencia Perimetral. Redundancia. Centro de Masas. Centro de Rigideces. Torsión. Periodo propio de oscilación. Ductilidad. Amortiguamiento. Sistemas resistentes.

 

Elementos y características que definen la estructura antisísmica de un edificio.

 

 La estructura de un edificio ubicado en un área sísmica difiere solo que en su análisis considera la acción de las cargas que genera el sismo. Por ello es necesario erradicar el concepto erróneo que un edificio es sostenido por una estructura destinada a resistir las cargas gravitatorias a la que se le agrega otra destinada a resistir las cargas sísmicas. La estructura de un edificio, o de cualquier otra obra civil, sometida a la acción de un sismo sufre deformaciones, se haya previsto la estructura para resistir un sismo o no. Los movimientos del terreno provocan  arrastran al edificio, que se mueve como un péndulo invertido. Los movimientos del edificio son complejos, dependen del tamaño, las cargas o pesos en cada piso, características del terreno de fundación, geometría del edificio, materiales estructurales y no estructurales usados, etc.  Por estos motivos el diseño de una estructura sismo resistente debe arrancar desde el instante en que nace el proyecto, acompañando la evolución del proyecto, integrarse en el edificio como los nervios y tendones de un organismo vivo. Desde una megaestructura hasta una vivienda barrial se cuenta con elementos estructurales, que necesarios para la estabilidad a cargas gravitatorias, pueden ser usados para asegurar la capacidad resistente a cargas sísmicas. Toda construcción tiene elementos verticales y horizontales, lineales o planos, que pueden ser integrados en la estructura y que serán capaces de absorber cargas sísmicas.

Una clasificación de estos elementos puede ser:

 

 

DIAFRAGMAS

PORTICOS

TABIQUES DE HORMIGÓN ARMADO RESISTENTES AL CORTE.

MAMPOSTERÍA PORTANTE ARRIOSTRADA.

PÓRTICOS CON TRIANGULACIONES.

COLUMNA EMPOTRADA EN LA BASE.

TIPO CAJÓN.

 

 

 

 Configuración del edificio:

Llamamos configuración a un conjunto de características que tiene toda estructura, y que según como se ha diseñado será el comportamiento del edificio ante las cargas gravitatorias o las cargas dinámicas.

La importancia de alcanzar una configuración adecuada se destaca haciendo un sencillo análisis, para cargas estáticas una tonelada sobre una viga es soportada por esta y trasmitida hasta llegar al terreno. El caso de las cargas  sísmicas  no es tan simple, los sismos producen esfuerzos que fluctúan rápidamente, y para calcularlos necesitamos conocer las características dinámicas del edificio. Inclusive conociendo esta características, los movimientos de un sismo y la interacción con la estructura son tan complejos que los valores exactos de las fuerzas del terremoto tiene un  grado de incertidumbre elevado.

En su libro “Diseño de Estructuras Sismo – Resistentes”, el Ing. Hugo Giuliani señala: “.. el carácter vibratorio caótico de los movimientos sísmicos, como también las deficiencias  de los métodos de cálculos utilizados en el análisis estructural  sismo-resistente. Nos obliga a aconsejar el máximo cuidado en la elección de la estructura y la evaluación exhaustiva de cada uno de los parámetros que gobiernan el real comportamiento de las mismas, durante la acción sísmica.”

La configuración se refiere a la forma del edificio en su conjunto, a su tamaño, naturaleza y ubicación de los elementos resistentes y no estructurales.

 

ESCALA

 

Las solicitaciones sísmicas son función del tamaño del edificio. Las cargas que actúan sobre una vivienda pequeña son resistidas por la estructura de la misma sin grandes inconvenientes. Pero cargas proporcionales en un edificio generan esfuerzos que no son directamente proporcionales, sino superiores. Las fuerzas de inercia, que originan las solicitaciones sísmicas son mas elevadas mientras más masa tiene el edificio.

El problema de la escala se visualiza analizando el comportamiento de un péndulo. Sin conocer las dimensiones absolutas del péndulo es imposible calcular el periodo de oscilación del mismo. Si el péndulo es una bolilla con un hilo de unos centímetros de longitud el péndulo oscilará de un extremo a otro en menos de un segundo, en cambio si el péndulo es una bola de demolición con una soga de 20 metros, se visualiza un periodo de oscilación de   mas de un segundo.

El ejemplo del péndulo debe hacernos reflexionar que establecer analogías entre edificios similares, pero con diferentes números de pisos puede conducir a errores graves en el diseño de la estructura.

Veamos un ejemplo:

PERIODOS DE OSCILACION DE UN PENDULO DE DIFERENTES LONGITUDES

 

Longitud

Periodo To

 

 

 

 

Cm

seg

 

 

 

 

20

0.8971

 

 

 

 

100

2.0061

 

 

 

 

1000

6.3437

 

 

 

 

2000

8.9714

 

 

 

 

SIMETRÍA

 

Con el término simetría describimos una propiedad geométrica de la configuración del edificio. Un edificio es simétrico respecto a dos ejes en planta si su geometría es idéntica en cualquiera de los lados de los ejes. Este edificio será perfectamente simétrico. La simetría puede existir respecto a un eje solamente.  También existe simetría en elevación, aunque es más significativa desde el punto de vista dinámico la simetría en planta. La simetría en altura no es perfecta por que todo edificio tiene un extremo fijo al terreno y libre el otro.

Simetría respecto a 2 ejes

La falta de simetría tiende a producir excentricidad entre el centro de masa y el centro de rigidez, y por lo tanto provocará torsión en planta. A medida que más simétrico es el edificio, disminuyen el riesgo de concentración de esfuerzos, el momento torsor en planta y el comportamiento de la estructura es más predecible.

La asimetría tiende a concentrar esfuerzos, el ejemplo más común es el caso de las esquinas interiores. Aunque un edificio simétrico puede tener esquinas interiores como es el caso de las plantas en cruz. En este caso la planta del edificio es simétrica pero no es una planta regular.

Existe simetría estructural si el centro de masa y el centro de rigidez coinciden en la planta. La simetría es conveniente también a la forma del edificio sino también a la distribución de la estructura. La experiencia de edificios con daños severos en terremotos mostró casos en que la asimetría estructural fue la causa del daño severo o el colapso de la estructura.

Planta con falsa simetría

 

 

Galería de la Escuela Normal de Caucete, San Juan. La galería colapsó en el terremoto de 1977 por falta de simetría estructural.

 

Los núcleos de las circulaciones verticales, pueden producir también asimetrías si su ubicación o solución constructiva genera elementos estructurales rígidos en la distribución estructural.    

 

ALTURA

 

La altura de un edificio influye directamente en el periodo de oscilación, si aumenta la altura aumenta el periodo. Si un edificio alto tiene un periodo cercano a 2 segundos es probable que su aceleración sea menor que un edificio mas bajo, de 5 a 10 pisos, con periodo de ½ segundo. Los registros de terremotos indican que los sismos concentran su energía y mayores aceleraciones en periodos cercanos a ½ segundo.

Algunos reglamentos limitaban la altura de los edificios en áreas sísmicas, pero en las normas actuales, la tendencia es que la limitación sea un producto de la calidad del diseño. El Código de Construcciones Sismo Resistentes  de Mendoza exige el análisis modal para edificios de gran altura.

 

EXTENSIÓN EN PLANTA

 

Es fácil visualizar como un riesgo sísmico las fuerzas de vuelco en un edificio, pero los edificios con gran desarrollo en planta presentan otros problemas para su análisis. Cuando la planta es muy grande, aunque sea simétrica el edificio no responderá como una unidad. Al calcular las fuerzas sísmicas, se supone que la estructura vibra como un sistema en el que todos los puntos de una planta en el mismo nivel y en el mismo lapso tienen el mismo desplazamiento, la misma velocidad y la misma aceleración, con idéntica  amplitud. Pero la propagación de las ondas sísmicas no es instantánea y su velocidad de propagación depende de la naturaleza del terreno y de las características de la estructura, por ello las bases del edificio a todo lo largo de este vibran asincrónicamente  con diferentes aceleraciones, provocando esfuerzos longitudinales de tracción, compresión y desplazamientos longitudinales.

Un aumento de la longitud del edificio incrementa los esfuerzos en un nivel que funciona como un diafragma de distribución horizontal. La rigidez del piso puede ser insuficiente para redistribuir la carga horizontal originada por un sismo.

Los esfuerzos causados por variaciones de temperatura, por asentamiento preexistentes o provocados por sismos son mayores en edificios con grandes dimensiones en planta.

La solución para este tipo de edificios es diseñar una planta con suficientes elementos sismo resistentes para acortar las luces del diafragma.

 

DISTRIBUCIÓN Y CONCENTRACIÓN DE MASAS

 

La distribución de las masas debe ser lo mas uniforme posible, en cada planta como en altura. Es conveniente que la variación de las  masas piso a piso acompañe a la variación de la rigidez. Si la relación masa-rigidez varia bruscamente de un piso a otro se producen  concentraciones  de esfuerzos.  

Se debe evitar la presencia de masas superfluas, tales como rellenos excesivos en terrazas, terrazas con jardín, etc.

Es conveniente solucionar la provisión de agua con sistemas que eviten la construcción de una reserva de agua voluminosa en el nivel mas alto del edificio.

 

DENSIDAD DE ESTRUCTURA EN PLANTA.

 

En edificios antiguos se observa una gran cantidad de muros de gran tamaño con función estructural. También se comprobó que muchos de ellos han funcionado bien a largo de siglos en zonas sísmicas. Llevando las cargas gravitatorias y sísmicas hasta el terreno por vías directas.

Cuando tenemos la mayor presencia de estructura en planta baja el edificio está mejor preparado para soportar la fuerza cortante de planta baja, la acumulada de los pisos superiores y las cargas gravitatorias acumuladas. Muchos proyectos modernos se alejan de esta configuración, y por razones estéticas la planta baja tiene pocos elementos.

La configuración sísmica más eficiente es la que tiene la mayor cantidad de elementos verticales en la base, que es donde más se necesitan.

Una medida estadística puede ser la “densidad de la estructura en planta” a nivel del terreno, definida como el área total de todos los elementos estructurales verticales dividida por el área bruta del piso. En un edificio moderno esa área es de 1%, en edificios con pórticos y tabiques asciende al 2%.

Las plantas densamente rellenas de edificios antiguos alcanzan valores tales como: Taj Mahal, 50%; San Pedro, 25%; Panteón 20%; catedral de Chartres 15%.

 

RIGIDEZ

 

La rigidez se confunde con resistencia, pero son dos conceptos diferentes, en tanto la resistencia es la capacidad de carga que puede soportar un elemento estructural antes de colapsar, la rigidez mide la capacidad que un elemento estructural tiene para oponerse a ser deformado.

Se dice que un cuerpo es más rígido cuanto mayor sea la carga que es necesario aplicar para alcanzar una deformación dada. Analíticamente la rigidez de un elemento se expresa mediante el cociente entre la carga y la deformación que esta produce.

En las estructuras modernas de edificios es común adoptar soluciones con pórticos, que se construyen con vigas y columnas unidas en sus nudos, constituyendo una elemento con continuidad estructural. La unión entre diferentes componentes de una estructura tiene una influencia decisiva en su rigidez, o lo que es lo mismo en su deformabilidad.

Matemáticamente la flexibilidad se define como la inversa de la rigidez, o sea como el cociente entre la deformación y la carga que produce esa deformación.

 

 PISO FLEXIBLE ( PLANTA LIBRE )

 

Este nombre se usa generalmente para describir un edificio cuya planta baja es más débil que las plantas superiores. Pero puede presentarse el caso de piso flexible en cualquier nivel. En general, como las mayores solicitaciones se presentan en planta baja, una variación brusca de rigidez entre planta baja y el piso siguiente produce una variación de esfuerzo que exige previsiones especiales en el diseño de la estructura.

Existe piso flexible cuando hay una gran discontinuidad en la rigidez y la resistencia en los elementos verticales de la estructura en un nivel y los de los otros pisos. En la mayoría de los casos esta discontinuidad se produce debido a que   un piso, generalmente la planta baja, es más alto que el resto de los pisos.

También puede haber discontinuidad por un tipo de diseño muy frecuente, en el cual no todas las columnas descargan en el terreno, algunas columnas se interrumpen en pisos superiores. En estos casos, las cargas no son conducidas directamente al suelo y hay un cambio brusco de rigidez y resistencia.

Otro caso de piso flexible muy frecuente, pero menos  evidente, es el de planta baja libre y pisos superiores con cargas elevadas o muy rígidos. En estos casos, si los vanos se han rellenado con mampostería la estructura funciona como si en los pisos superiores existieran tabiques trasmitiendo los cortes a una estructura de columnas.

 

ESQUINAS

 

Las esquinas de los edificios resistentes plantean problemas especiales. Las esquinas exteriores pueden sufrir concentraciones de esfuerzos si el movimiento sísmico tiene dirección diagonal respecto a la planta, aunque el resto de los elementos esté menos solicitado.

La esquina interior o entrante es una característica muy común de la configuración general de un edificio, que en planta tiene forma de L, H, U, T o planta en cruz.

Estas formas plantean dos problemas. Por un lado tienden a producir variaciones de rigidez y, por tanto, movimientos diferenciales entre las partes del edificio, causando una concentración de esfuerzos en la esquina entrante.

El otro problema, y más importante, es la torsión. Esta se produce por a no existir coincidencia entre el centro de masas y el centro de rigidez. Las fuerzas del sismo provocan una rotación que distorsiona el edificio. La magnitud de las solicitaciones que provoca el sismo depende las longitudes y alturas de las alas y sus relaciones alto/ancho.

Para prevenir daños por esquinas interiores conviene separar la planta en dos cuerpos mediante juntas sísmicas, o reforzar la estructura en la zona de la esquina con elementos capaces de absorber los esfuerzos que se producen.

 

RESISTENCIA PERIMETRAL

 

Para resistir los efectos de la torsión en planta es conveniente tener elementos resistentes en el perímetro del edificio, es decir, ubicar elementos resistentes al sismo en las fachadas del edificio.

Cuanto más alejado del centro de rigidez de la planta se ubique un elemento, mayor es el brazo de palanca respecto a ese centro, y mayor será el momento resistente que pueda generar. Para este efecto la planta más eficiente es la planta circular, aunque otras formas funcionan satisfactoriamente.  Siempre es conveniente colocar elementos resistentes al sismo en el perímetro, ya sean tabiques, pórticos, pórticos con diagonales con capacidad para resistir corte directo y por torsión.

 

ESTRUCTURAS 5