Universidad de Mendoza. De la vocación a la profesión
CORONAVIRUS
Ir a Noticias Sede San Rafael « Home

Egresados UM destacados

Compartimos la nota publicada por el Diario El Sol, en la que se destaca la labor de Jorge Cabrera y Federico Farrugia, médicos egresados de nuestra universidad, en la lucha contra el COVID-19.

 

 

 

 

 

 

Por:
Melisa Stopansky
redaccion@elsoldiario.com.ar
@melisastopansky

Así viven y enfrentan la pandemia los “cazadores de COVID 19”

Las historias en primera persona de los pesquisas que rastrean casos sospechosos y hacen los hisopados en terreno. Su trabajo es clave para mitigar la propagación de los contagios.

El Ministerio de Salud de la provincia busca combatir el aumento de los casos de coronavirus bajo la estrategia de la pesquisa temprana del virus en un trabajo de hormiga, casa por casa. La misión está a cargo de las 18 brigadas de COVID 19, integradas por un equipo multidisciplinario de médicos, enfermeras, agentes sanitarios, técnicos de laboratorio y hasta psicólogos sociales.

Son los “cazadores de COVID 19” que recorren los barrios de los distintos departamentos de la provincia buscando a los sintomáticos, bloqueando a las familias de los casos positivos y haciendo una fuerte prevención de la enfermedad con los testeos.

Hace cuatro meses que están en la trinchera en una lucha cuerpo a cuerpo con el COVID 19, pero también tratando de cuidarse y proteger a los suyos de esta pandemia que afectó a un gran número de profesionales de la salud, convirtiendo a este sector en uno de los clústers que jaqueó al sistema sanitario.

Foto: Jorge Cabrera es el coordinador de la brigada de COVID 19 en Maipú

Jorge Cabrera (34) es médico de familia y coordina la brigada sanitaria de Maipú. Junto con otros profesionales ha monitoreado las zonas donde se han registrado brotes de la enfermedad y ha hecho un seguimiento a los familiares de positivos buscando que cumplan la cuarentena indicada.

Cabrera también es esposo y papá de dos hijos, por lo que no pierde de vista los cuidados que debe tener cada vez que se expone al COVID 19.

Siempre está latente el temor de traer algo a la casa, pero tomamos nuestras precauciones con todos los elementos de protección y extremando los cuidados en nuestro hogar”, señaló.

Al tiempo que admitió que más allá de que hay hoteles disponibles para la prevención de la transmisión del virus a la familia del personal de salud,“el corazoncito puede más, pasamos muchas horas sin nuestros seres queridos, por eso, cuando llegamos a casa nos sentimos contenidos y es un momento de tranquilidad que necesitamos como cualquier persona”.

El equipo de Maipú se integra por el referente del área sanitaria Federico Farrugia, Sabrina Altamiranda, Patricia Hernández, Sergio Felice, Silvia Di Ambrosio que están en los centros de salud y en el territorio junto con los brigadistas (En la imagen inferior).

El objetivo es ir detrás del COVID 19 en el relevamiento que se hace puerta a puerta, pero también se apunta a conocer el estado general de salud de la población y “surgen un montón de preguntas”.

 

“Hay que ver esto como una oportunidad y transmitir que a esta pandemia la debemos enfrentar entre todos. No se trata de una cuestión individual”, afirmó el médico de familia.

En el terreno: Jorge Cabrera, Alberto Tersoglio, "Cachi" Caballero, Anibal Catillo, Anibal Sánchez, Marisa Antonaia, Mariana Sánchez, Elizabeth Anze, Jesica Garrido, Silvia Vargas y Mauro Rubiales.

En Guaymallén, Jimena Martín (32) es la coordinadora de los agentes sanitarios de los centros de salud y una de las integrantes de la brigada de COVID 19 de ese departamento.

Todas las mañanas encomienda el cuidado de su hijo a su hermana para ir a trabajar y según la planificación del día, hay ocasiones en las que se calza el mameluco, el camisolín, la máscara de protección y la cofia para el cara a cara con los vecinos y familiares de los positivos a los que hay que hacer un seguimiento en la cuarentena.

“Este es un tema que lo hablé con mi esposo y así como todo el equipo, nos cuidamos mucho para proteger a los nuestros. Tratamos de no ingresar a los domicilios y que la entrevista sea siempre desde afuera”, relató mientras atendía a El Sol en el centro de salud lista para salir a terreno.

Las medidas de protección las adopta tomando muy en cuenta que tiene un papá de 70 años que forma parte de los grupos de riesgo.

“Por suerte tengo hermanos que se ocupan bastante de él porque tienen más tiempo, pero cuando lo voy a ver nunca dejo de usar barbijo y constantemente me higienizo”, afirmó.

Jimena Martín junto a su compañera Marina Jurado preparándose para entrar en acción.

Muchas veces, los trabajadores de salud encuentran situaciones donde la gente hace todo a contramano y experimentan una serie de sensaciones que van de la bronca a la impotencia.

“Nos ha tocado ver que en un domicilio donde había un positivo faltaban integrantes del grupo familiar porque se habían ido a trabajar, cuando se les había dicho que debían quedarse en la casa por precaución cumpliendo el aislamiento”, advirtió.

Así como hay quienes desestiman la gravedad de la enfermedad, en el terreno también se percibe la “psicosis de la gente” cuando ven que las brigadas se ponen en acción.

Ambas, junto con sus compañeros, también trabajan en los operativos centinela.

“Cuando llegamos los vecinos se sorprenden, empiezan a sacar fotos y uno ve que hacen especulaciones de quién está enfermo. No nos preguntan a nosotros pero se genera un pánico en el lugar”, observó.

“La contención emocional entre nosotros es clave”

Graciela Barros (51) es psicóloga social e integra el equipo de COVID 19 en el área de Salud de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza.

Graciela junto con sus compañeros viene trabajando en los relevamientos masivos y de prevención que ya alcanzaron a 6.000 mendocinos en barrios como San Martín, Olivares, La Favorita, entre otros.

“Desde el día cero que se decretó esta pandemia este grupo no paró y para estar bien es fundamental la contención emocional y psicológica que nos damos entre todos. Porque si no nos la damos entre nosotros quién lo va a hacer”, expresó a punto de comenzar la recorrida por el barrio Olivares.

En estos cuatro meses como efectora de salud ha seguido al pie de la letra las recomendaciones para desalentar contagios, con la consigna más simple y práctica que se dio desde un primer momento: “Quedarse en casa”.

“Me preocupo pero me ocupo de todo lo que es el cuidado personal con todos los elementos de limpieza en el trabajo y también cuando llego a mi casa. Pero me quedo en mi casa”, aseguró.

Barros valoró a su familia como un eslabón central para el sostenimiento del personal de salud que trata de contener al virus.

“La familia es fundamental para la contención del que sale a trabajar, más si es en salud”, resaltó.

Frente a los nuevos positivos, las brigadas salen a bloquear a los familiares y contactos estrechos para frenar nuevos contagios.

La empatía, gran aliada de los brigadistas

Susana Velázquez (47) también integra la brigada de la Ciudad de Mendoza y es agente sanitario.

Para ella es clave encontrar el timing y la forma de hacer las preguntas correctas cada vez que se busca a un sintomático en el gran conglomerado que es La Favorita, donde está asignada.

Su aliada es la empatía. 

Susana Velázquez es agente sanitario en La Favorita.

“Es un trabajo complicado y hay que tener empatía sobre todas las cosas. Tenemos que tratar de relevar el dato sin que la persona a la que estás visitando lo tome mal. Tenés que ir con todo el respeto del mundo para poder llegar a ella”, detalló.

Hace algunas semanas, Mendoza cambió su estatus sanitario ante el pico de contagios y se decretó la transmisión comunitaria por conglomerados, pero todavía hay mendocinos que “no toman conciencia”.

“Notamos que se hace mucho la vista gorda en los cuidados. Es como que todavía se tiene la falsa percepción de que pasa en otros lados y acá no va a pasar”, dijo con cierta impotencia.

NOTA ORIGINAL DIARIO EL SOL: CLIC AQUÍ

Webmail
Mapa del Sitio
Boulogne Sur Mer 683. CP 5500. Mendoza, Argentina
Teléfonos: 54 261 4202017. Fax: 54 261 4202017 (Opción 9)
rectorado@um.edu.ar